Juanita Reina





Biografía
Juanita Reina
Nacio en Sevilla en el barrio de la Macarena.
Aprendió a bailar en la Academia de Enrique el Cojo, cuyas clases paga su abuelo.
Cantaba amenudo en bautizos y bodas en el barrio donde se crió. Con trece años, y gracias al director de una compañía de zarzuelas que actuaba en el teatro Cervantes de Sevilla, Juanita canta, al término de la función, una canción de Estrellita Castro: María Salomé.
Su padre, Miguel Reina, la involucró en la canción española. Aunque al principio era reacio a que su hija fuera artista, gracias al préstamo de una prima (125 mil pesetas de los años 40) montó el primer espectáculo para Juanita: Los Churrumbeles.
Se estrenó en el teatro San Fernando de Sevilla y triunfó.
Tras el éxito en Sevilla, la artista realiza una gira por toda Andalucía. Grabó con La Voz de su Amo. Su padre, convertido en su representante, monta el segundo espectáculo, esta vez con su propio dinero y con el préstamo ya devuelto.
Para ello recurre a los autores Quintero, León y Quiroga. Componen Tabaco y Seda, con el que Juanita se presenta en el teatro Reina Victoria, de Madrid.




Consagración
En 1941 debuta en el cine con la película La Blanca Paloma, gracias a Claudio de la Torre.
Actúa en varios espectáculos de Quintero, León y Quiroga, de Ochaíta, Valerio y el maestro Solano.
El más conocido La España de monsieur Dumas, (Madrid, Teatro Calderon, 1945).
El cine consiguió acrecentar su fama.
La Lola se va a Los Puertos (1947) de los hermanos Machado.
Lola la Piconera (1951) de José María Pemán. Fue devota de la Vírgen de la Macarena.
En numerosas ocasiones, como sus compañeras, asistíó a las fiestas organizadas en los Jardines de la Granja, ante Francisco Franco, por lo que se la ha venido ligando al régimen, sin que conste su posible sintonía con el régimen.
Dado su potencial de voz, de contralto, muchos la instaron a cantar ópera o zarzuela.
Pero ella siempre reivindicó su amor por la Copla, convirtiéndose en el incuestionable referente durante los años 40 y 50 y popularizando buena parte de los temas clásicos de la copla de Quintero, León y Quiroga.
Jamás cantó canciones de otras artistas, y todos sus números musicales fueron creados para ella. Supuso igualmente un referente cinematográfico de la época, con sus dos títulos más importantes "La Lola se va a los Puertos", basada en la obra de los Hermanos Machado y la gran producción "Lola, la Piconera", basada en la obra de José Mª Pemán "Cuando las Cortes de Cádiz".
El 15 de junio de 1964 se casó con el bailarín y bailaor, Federico Casado Algrenti, más conocido como "Caracolillo", en la Basílica de la Macarena.
Un año después nacería su único hijo, Federico Casado Reina. Tras vivir un tiempo en Madrid, regresaría a Sevilla donde su marido, el Maestro de Danza "Caracolillo" inauguró una mítica Academia de Danza que popularizó las sevillanas a nivel mundial -con referencias cinematográficas de Carlos Saura, entre otros-.
Le otorgan la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo en 1975. Durante su madurez compaginó su papel como madre y esposa con algunas seleccionadas actuaciones, con gran éxito -recordar, entre otras cosas, los programas "Cantares", presentado por Lauren Postigo, o "Las Coplas", presentado por Carlos Herrera, así como sus recitales en los ciclos de Copla en el Teatro Lope de Vega de Sevilla -donde actuaba con los alumnos de la Academia de "Caracolillo"-, o en las salas Xenon y Windsor de Madrid, con gran repercusión de público y crítica.
Tuvo la culminación de su carrera en el "Azabache" de la Expo de Sevilla de 1992, junto a Rocío Jurado, Nati Mistral, María Vidal e Imperio Argentina.
Recibió la Medalla de Oro de Andalucía ese mismo año. En 1994 el ayuntamiento de Sevilla le dedicó una glorieta en el Parque de María Luisa.
Otros de sus reconocimientos fueron la Medalla de Oro de Bellas Artes (1960) o el Lazo de la Orden de Isabel la Católica.

Enfermedad y muerte .
La artista ingresó un 19 de marzo de 1999 en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla aquejada de una insuficiencia respiratoria.
Una hora después, a las 20:30 horas, fallecía. Recibió sepultura en el Cementerio de San Fernando de Sevilla, tras un multitudinario funeral al que acudieron unas 3000 personas, además de artistas y autoridades.
Muchos criticaron que los medios no se hicieran eco de la noticia y que no se reconociera la trascendencia de la figura de la cantante, ya que el día de su muerte coincidió con la de un poeta. Recibió a título póstumo el reconocimiento de hija predilecta de Sevilla, y la fundación con su nombre construyó su mausoleo en el Cementerio de San Fernando, por suscripción popular.
En 2006 el Ayuntamiento de Málaga dedicó una calle con su nombre, y la catedrática de Literatura, María Jesús Pérez Ortiz publicó su biografía ese mismo año.







Gracias por la Colaboración

Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...